ALEJANDRO PÉREZ LUGÍN
compostela

LUGÍN, CONCHA ESPINA Y CURROS

11 de enero de 2020

"La Casa de la Troya" y "La Esfinge Maragata" son dos novelas, decimonónicas, que fueron premiadas por la Real Academia de la Lengua y que inician su narración A Coruña. En la primera, el protagonista Gerardo Roquer llega a la ciudad en tren y parte en diligencia hacia Santiago de Compostela. En la segunda, Mariflor Salvadores retorna a La Maragatería en el tren correo Coruña-Madrid.

Ambos autores, que coinciden en la utilización ambiental de La Coruña y en el uso del tren como medio de transporte, tuvieron una vida dispar. Pérez Lugín, primo de Rosalía de Castro, escribIó una novela universal, optimista, ambientada en una región con futuro: Galicia. No tuvo descendencia y sus bienes y biblioteca pasaron a su mujer y con posterioridad a un matrimonio amigo. Por la contra, Concha Espina, que era una gran admiradora de Valle Inclán y que tuvo unos hijos tan interesantes corno Víctor de la Serna y Josefina de la Maza, dejó escrita una novela popular, dolorosa, y ambientada en una comarca moribunda: La Maragatería.

Para ambos; la elección de A Coruña no fue casual. Entre otras muchas razones se creía en aquella ciudad a la que Martínez Salazar denominó "la perla del océano, la ciudad del porvenir del N.O. de España, la capital de Galicia". Lugín describió en su novela una de sus vertientes, el aroma de los paseos por los jardines de Méndez Núñez. Y Concha Espina aludió a su otra faceta de agrio puerto de emigración, por el que partió el padre de la protagonista en uno de los paquebotes que fondeaban en la bahía.

Tampoco la intrusión del tren en las dos novelas fue una casualidad, sino solo el resultado de su omnímoda presencia, Los artistas, literatos y poetas cantaban la potencia de su caminar. E incluso Curros Enrique "atreveuse a botarlle unha oda na outra fala da cidade da Coruña".

 

Lucindo-Javier Membiela 

DEP. In Memoriam. Inédito.

 

* A Coruña, ca. 1900. Lugín, Gerardo, Valle, Azorín, Concha Espina, Huntington, Beruete, apreciaron el singular encanto de las villas gallegas, que según el dictamen de un alcalde actual: «hoy no las conoce ni su madre».

 

 

 

 

Foto
La Casa de la Troya The House of Troy La Maison de la Rue de Troie La Casa de la Troya Edición Centenario
OBRA PREMIADA POR LA REAL ACADEMIA DE LA
LENGUA ESPAÑOLA
Edición de Lucindo-Javier Membiela
Ilustraciones de Cristina Figueroa